Interés bipartidista para una reforma migratoria

Republicanos y demócratas de ambas cámaras debaten la estrategia

Lo único cierto en el Capitolio es que la reforma migratoria en 2013 tiene más posibilidades, pero tendrá que superar el debate legislativo.

Lo único cierto en el Capitolio es que la reforma migratoria en 2013 tiene más posibilidades, pero tendrá que superar el debate legislativo.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Jan 16, 2013 12:15 pm EST

WASHINGTON, D.C.- El único consenso en Washington sobre una reforma migratoria es que el público necesita ver acción. Pero, por el momento, la falta de comunicación y tensiones propias de un debate controversial han dejado el área sin una estrategia clara todavía para alcanzar una meta lejana.

Son muchos actores, intereses y problemas involucrados en un futuro proyecto de ley. A pesar del resultado en las elecciones presidenciales, demócratas y republicanos, respectivamente, no parecen alcanzar un consenso interno dentro de sus coaliciones respecto a cuál camino seguir en el campo migratorio.

No es para menos. En la Cámara de Representantes se necesitarán entre 30 a 35 votos de republicanos para avanzar una reforma, mientras en la Cámara Alta, entre 10 y 12 darían la victoria.

En el Senado, seis senadores se están reuniendo con cierta regularidad para avanzar sobre un proyecto de ley bipartidista. Entre ellos, Charles Schumer (D-NY), Robert Menéndez (D-NJ), Richard Durbin (D-IL), John McCain (R-AZ), Lindsey Graham (R-SC) y Marco Rubio (R-FL).

De acuerdo a fuentes en el Congreso, hasta el momento se han celebrado dos reuniones, dejando una sensación de buena voluntad y avances progresivos sobre la mesa. Se espera que el próximo encuentro se realice a finales de enero.

"Estamos logrando un buen progreso en el Senado sobre una versión bipartidista de una propuesta integral de inmigración. Otros temas como control de armas y el déficit fiscal no desacelerará el impulso en este tema. Esperamos tener un conjunto de principios acordados muy pronto y legislación para la primavera. Un paso directo a la ciudadanía es el punto principal para nosotros en estas conversaciones", enfatizó el senador Schumer a La Opinión.

Pero todavía no existe certeza respecto a los resultados que arrojará esta mesa de negociaciones. De hecho, una reunión sostenida entre el liderazgo demócrata del Senado y líderes en derechos civiles, realizada en diciembre, sembró dudas respecto al camino futuro.

Según fuentes que participaron en la reunión, el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid (D-NV), aseguró que si el grupo de senadores no llegaban a un consenso, impulsarían un proyecto de ley de todas maneras, frente al cuál habría que pronunciarse y eso quedaría en el récord legislativo.

"Yo estuve en esa reunión, fue interesante escuchar al liderazgo hablar de esto y de su estrategia. Tuvimos la señal de que, por un lado, existen algunos que quieren trabajar muy de cerca con los republicanos y necesitan tiempo para una propuesta que tenga apoyo bipardista", cuenta Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza.

"El tema es cuánto tiempo podemos dejar pasar para tener un proyecto de ley bipartidista. El senador Reid dejó claro que no iba a esperar indefinidamente para que esto ocurra. Una pregunta necesaria es qué constituye un periodo de tiempo razonable. Cuándo hay que dibujar una línea en la arena", dice.

Pero por ahora, al menos a nivel público, el líder demócrata se mantiene en espera. "El senador Reid piensa que sus colegas republicanos están negociando de buena fe. Creemos que hay un incentivo para sacar esto adelante", dijo José Parra, vocero del legislador.

"Creo que veremos mucho más de parte del Presidente, dentro de poco. Ellos entienden la importancia de hacer esto ahora, con rapidez. Mientras más tiempo pase desde la elección es peor", dijo Marshall Fitz, director de política migratoria del Centro para el Progreso Americano.

Fuentes en el Congreso confirmaron que la Cámara de Representantes cuenta con un grupo bipartidista que se está reuniendo para discutir sobre una posible reforma migratoria. Los legisladores ya se habían comunicado con anterioridad, cuando en 2010 las negociaciones de una reforma migratoria estaban en curso.

El grupo retomó las conversaciones informales tras la elección. Entre ellos figuran legisladores de alto perfil como Zoe Lofgren (D-CA) y Xavier Becerra (D-CA), mientras por el lado republicano están Mario Díaz Balart (R-FL) y Raúl Labrador (R-ID), entre otros.

"Creo que la existencia de un grupo como este es muy ventajoso para nosotros. Una figura clave dentro de los republicanos es Mario Diaz Balart, muy cercano al presidente de la Cámara de Representantes John Boehner (R-OH). Ha trabajado muy duro para comunicarse con sus colegas sobre este tema y tiene los oídos del liderazgo", dijo Murguía.

Sin embargo, todavía no está claro qué es lo que pueda salir de estos encuentros y cuánta influencia tendría en caso de alcanzar un consenso básico en un proyecto de ley integral.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad