Empleadas domésticas piden protección laboral en LA

Trabajadoras domésticas y activistas protestaron en Los Ángeles, golpeando cacerolas y cucharones para pedir la aprobación de una ley de derechos laborales

En la víspera de la celebración del Día  Internacional de la Mujer, una grupo de trabajadores domésticas protestaron por las calles de Los Ángeles para pedir la aprobación de una  ley que respete sus  derechos laborales   y les de protección.

En la víspera de la celebración del Día Internacional de la Mujer, una grupo de trabajadores domésticas protestaron por las calles de Los Ángeles para pedir la aprobación de una ley que respete sus derechos laborales y les de protección.

Foto: La Opinion/ Ciro Cesar
PUBLICADO: EST Mar 8, 2013 12:01 am EST

El jueves por la mañana, decenas de trabajadoras domésticas y activistas protestaron frente al edificio estatal del centro de Los Ángeles, golpeando cacerolas y cucharones para pedir la aprobación de una ley de derechos laborales.

La protesta fue el comienzo de una nueva campaña para pedirle al gobernador que apruebe el proyecto de ley AB 241, de derechos laborales básicos para los trabajadores domésticos.

"Estaremos aquí el primer jueves de cada mes, para recordarle al gobernador que no puede excluir a la comunidad latina trabajadora que tanto aporta al estado", indicó Angélica Salas, Directora de CHIRLA. Gracias al trabajo invisible de estas trabajadoras, que cuidan a niños y ancianos, la gente puede salir a trabajar. Los trabajadores domésticos son fundamentales para la economía de California", comentó.

De ser aprobada la AB 241, California se convertiría en el segundo estado, después de New York, en pasar una ley de derechos laborales básicos para los trabajadores domésticos. Entre los derechos que pide la ley se incluyen el pago de horas extras, el derecho a comer y tomar descansos después de un tiempo determinado, el derecho a usar la cocina, el pago de días por enfermedad, compensación y el derecho a dormir, para aquellas personas que viven en la casa en la que trabajan.

El mes pasado, el asambleista Tom Ammiano (D- San Francisco) re introdujo el proyecto de ley. El año pasado, el Asambleista había presentado un proyecto similar, el AB 889, que el gobernador Jerry Brown vetó, luego de haber sido aprobado por ambas cámaras.

En ese entonces, el gobernador consideró que el proyecto planteaba muchos interrogantes que debían ser estudiados antes de poder aprobarse la ley. Entre las objeciones, el gobernador citó el impacto financiero de los empleadores, y la dificultad que presentaría la implementación y cumplimiento de dicha ley en la privacidad de las casa particulares.

Al vetar a ley, Brown también argumentó que los trabajadores de Servicios de Apoyo en Domicilio (IHSS) quedaban incluidos en la medida , y que esto le costaría al estado 200 millones de dólares por año.

Según Salas, Brown vetó el proyecto de ley porque eligió escuchar primero a la Cámara de comercio de California, una de las organizaciones que se oponen a la ley.

La nueva versión de ley no incluye otros derechos que figuraban en AB 889. También se excluyen en esta versión excepciones para empleadores de bajos recursos que no pueden pagar a los trabajadores domésticos de acuerdo a los requisitos.

La oficina del gobernador Jerry Brown no respondió a llamadas de La Opinión.

A la marcha de ayer se sumaron trabajadoras domésticas de Chicago y Massachusetts, quienes compartieron experiencias similares.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad