El Oscar Luncheon reunió a los nominados al Oscar

La mayoría de nominados a los Oscar 2013 asitieron ayer al Oscar Luncheon, un evento que tiene lugar cada año para celebrar de forma distendida sus candidaturas y opciones a premios

Ben Affleck, nominado al Mejor Filme (es  el productor de 'Argo'), ayer en el Oscar Luncheon.

Ben Affleck, nominado al Mejor Filme (es el productor de 'Argo'), ayer en el Oscar Luncheon.

Foto: La OpiniónCiro Cesar
PUBLICADO: EST Feb 5, 2013 10:15 am EST

BEVERLY HILLS, CA.— Puede que ayer fuera la última ocasión en la que los nominados a la 85 edición de los Oscar se sintieran relajados ante la posibilidad de alzarse con el Premio de la Academia el próximo día 24, en la gala que tendrá lugar en el Teatro Dolby de Los Ángeles.

La razón fue su cita en el Oscar Luncheon, el almuerzo en el que se reúnen a todos los nominados disponibles en cada una de las 24 categorías con el fin de que se conozcan entre ellos y, además, reciban instrucciones de lo que se toparán el día de los premios, especialmente en cuanto a su discurso: breve y conciso... algo que raramente sucede.

En cualquier caso, fue el Beverly Hilton Hotel donde tuvo lugar el evento, en el que no faltaron la mayor parte de los actores y actrices candidatos, quienes además dedicaron algunos de sus minutos a la prensa presente, entre ellos La Opinión.

Los primeros que hicieron acto de presencia fueron lo más desconocidos, pero no por ello menos importantes para esta edición de los galardones de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas: los productores de la gala, Craig Zadan y Neil Meron, quienes no se mostraron muy preocupados por los índices de audiencia que pueda lograr esta.

"Para nosotros se trata de estructurar el show", expresó el primero quien, junto a Zadan, ganó el Oscar al Mejor Filme en 2003 por Chicago. "Tenemos entretenimiento que va a atraer a cada demográfico. Desde Adele hasta Barbra Streisand y Nora Jones. Es un espectáculo que celebrará, además de las películas y los nominados, la música de las películas".

Meron añadió, con respecto a sus interés de que la ceremonia triunfe entre las audiencias, que "este ha sido un gran año para el cine. Las películas han sido muy competitivas y han recaudado mucho dinero. La mayoría de ellas han sido vistas por un sector considerable de la población".

El primer cineasta que se unió al encuentro con los medios fue Tim Burton, quien es candidato a través de su cinta Frankenweenie, nominada a Mejor Filme Animado.

Burton sorprendió a los presentes con un brazo inmóvil fruto de un accidente.

"Ojalá fuera una historia interesante, pero resbalé y me caí en las calles de Londres [donde vive]. Ahora llevo una inmensa placa de metal [en el hombro], lo que alerta a los sistemas de seguridad de los aeropuertos, lo que es muy divertido. Soy algo así como el Hombre Biónico", explicó.

Con respecto a su largometraje, que compite con Brave, Wreck-it Ralph, Paranorman y The Pirates! Band of Misfits, el autor de títulos como Batman o Alice in Wonderland, reconoció que "cada vez que una películas recibe un reconocimiento como este, es maravilloso".

Tras ganar premios en los Globos de Oro y en las galas de los gremios de directores (DGA), actores (SAG) y productores (PGA, todos por sus iniciales en inglés), un entusiasmado Ben Affleck —que cuenta con una nominación a Mejor Filme, como productor, aunque sorprendentemente no a Mejor Director, por Argo—, quitó polémica al hecho de que no forme parte del quinteto de realizadores.

"Es un honor ser nominado, formar parte de la fiesta. Es tremendo. Tenemos siete nominaciones. estoy encantado. De verdad", afirmó. "Hay nueve películas candidatas que pueden ganar y merecen ganar [Amour, Beasts of the Southern Wild, Django Unchained, Les Misérables, Life of Pi, Lincoln, Silver Linings Playbook, Zero Dark Thirty y su Argo]. No quiero preocuparme mucho sobre lo que debería o no haber sido nominado. Durante muchos, muchos, muchos años he tenido que ver [los Oscar] desde casa [risas]".

Uno de los candidatos al Oscar por Argo es su mezclador de sonido, el mexicano José Antonio García. "Aprendí palabras nuevas [de José Antonio]", relató el también actor. "Como cabr... [risas]. Él me aseguró que significa 'buen amigo' [risas]. Es un tipo increíble. Los nuevos artistas [de cine] de México son increíbles, desde [Alejandro González] Iñárritu hasta... Alfonso Cuarón. Es un período increíble para ellos".

Cuatro de las cinco candidatas a Mejor Actriz concedieron entrevistas. Fueron las dos favoritas, Jessica Chastain (Zero Dark Thirty) y Jennifer Lawrence (Silver Linings Playbook), y Quvenzhané Wallis (Beasts of the Southern Wild), que con nueve años es la candidata más joven jamás nominada a esta categoría, y Naomi Watts, por el filme español The Impossible —la única ausente fue la intérprete francesa Emmanuelle Riva, candidata por Amour, que el día de los Oscar cumplirá 86 años, convirtiéndose así en la actriz viva más veterana jamás nominada—.

Chastain, que lució un sencillo vestido estampado de flores, aseguró que "la mayoría de las niñas sueñan con su vestido de boda. Yo siempre he soñado con mi vestido del Oscar [risas]". Al preguntarle qué clase de vestido lucirá en la gala, respondió "algo con color, pero una nunca sabe, porque cambia en el último minuto. Me gusta la moda que celebra el cuerpo femenino, que nos lleva al glamour del Hollywood clásico".

Naomi Watts, vestida de negro, alabó al director de The Impossible, Juan Antonio Bayona (The Orphanage). "Me encantó trabajar con él", explicó. "Desde el primer instante me di cuenta de su pasión. [Para él] fue muy importante ser sincero al contar la historia [que versa sobre una familia española que sufrió los efectos destructivos del tsunami tailandés en 2004]. Es uno de los directores más increíbles con los que he trabajado y puedo ver un futuro impresionante frente a él".

Luciendo un vestido blanco sin tirantes, Jennifer Lawrence, que ganó el Premio SAG por Silver Linings Playboook, aseguró al hablar de su nominación que "nadie en mi casa está [nervioso], todo el mundo está calmado y podemos hablar de todo menos de mí misma. Después de los Oscar ya habrá tiempo para que [toda la familia] se emborrache [risas]".

Anne Hathaway que opta al Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por Les Misérables —y que tiene las de ganar después de sus victorias en la mayoría de entregas de premios que han tenido lugar hasta ahora—, homenajeó con su aspecto —pelo corto y vestido negro sin mangas— a Audrey Hepburn.

La actriz explicó, ante sus posibilidades de victoria, que "no asumo nada por anticipado... Se me ha dado una oportunidad extraordinaria. Pero [a partir de ahora] debo seguir recordando a la gente que aquí estoy. Pero de eso trata el ser actor".

Otra candidata a ese mismo premio, Amy Adams, protagonista de The Master, asistió al Oscar Luncheon con un vestido estampado violeta, y contenta de verse rodeada por tantas estrellas. "Se trata de pasarlo bien y me lo estoy pasando bien", dijo la que es candidata al galardón por cuarta ocasión. "Porque no sé si volveré algún día. Ya veremos".

Además de un muy serio y distante Robert De Niro y un muy parlanchín Christophe Waltz, nominados en el apartado de Mejor Actor de Reparto por Silver Linings Playbook y Django Unchained, respectivamente, y de una muy elegante Helen Hunt y una simpática Sally Field, candidatas al Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por The Sessions y Lincoln, respectivamente, también prestaron declaraciones Denzel Washington, que opta a la estatuílla al Mejor Actor por Flight, y, especialmente, Bradley Cooper y Hugh Jackman, nominados por Silver Linings Playbook y Les Misérables, respectivamente.

Cooper indicó estar disfrutando de este periodo de premios porque "me gusta la gente. Si no me gustara, sería difícil. Pero esto es increíble. Especialmente por la reacción que ha tenido la película"; mientras que Jackman, que llevaba un traje azul marino y mostraba una barbilla, expresó que su papel de Jean Valjean en el musical es "el Hamlet de los actores".

El filme, según el actor australiano, funciona porque su director, Tom Hooper, "se arriesgó. Agarró lo que la gente le gustaba del musical teatral y lo convirtió en cine. Hizo una película muy teatral —como ese plano fijo de Anne Hathaway durante tres minutos—, pero le dio a la audiencia una butaca que nunca habían tenido en el teatro".

La 85 edición de los premios Oscar tendrá lugar el domingo 24 de febrero y se emitirá por ABC.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS