Demanda contra prisiones en California

Consideran que las celdas de confinamiento solitario son un castigo cruel y bárbaro por lo que quieren que se le ponga fin; 85% de los presos son latinos

Miles de  reos han sido puestos en celdas de confinamiento solitario por décadas, provocándoles severos daños psicológicos.

Miles de reos han sido puestos en celdas de confinamiento solitario por décadas, provocándoles severos daños psicológicos.

Foto: Archivo / La Opinión
PUBLICADO: EST Jun 1, 2012 3:00 am EST

SACRAMENTO.- ¡Bendito Dios! exclamó ilusionada María Moreno cuando se enteró que el Centro por Derechos Constitucionales (CCR) presentó una demanda federal colectiva contra el estado de California que intenta poner fin al confinamiento en solitario por años y décadas de presos para obligarlos a que revelen los movimientos y acciones de las pandillas.

La querella fue presentada a nombre de los reos de la Prisión Estatal Pelican Bay que han pasado entre 10 y 28 años en celdas de confinamiento solitario.

"!Ojalá puedan cerrar esas celdas. Son lugares tan injustos. Vuelven loca a la gente en medio de esa gran soledad. La prisión tiene que ser una rehabilitación no una tortura", enfatiza María Moreno, una inmigrante salvadoreña que tiene dos hijos Víctor Amaya de 32 años y Alexander Amaya de 27 años en confinamiento solitario desde hace dos años en la Prisión Estatal de Pelican Bay, ubicada al Norte del estado, a pocas millas de la frontera con Oregon.

Según los demandantes 85% de los presos en confinamiento solitario en 2011 eran latinos.

La querella Ruiz contra Brown argumenta que el confinamiento solitario prolongado viola la Octava Enmienda la cual está en contra del castigo cruel e inusual, y la ausencia del debido proceso. Además de que causa un deterioro psicológico de por vida.

Fue presentada ante la juez Claudia Wilken de la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California.

Las celdas popularmente conocidas entre los reos por sus siglas en inglés como SHU que quiere decir unidades de vivienda segura motivaron el año pasado una huelga de hambre por más de tres semanas en la que participaron miles de reclusos de casi todas las prisiones del estado.

"Las condiciones prolongadas de un aislamiento y confinamiento brutal como las que tenemos en Pelican Bay han sido condenadas como una tortura por la comunidad internacional", dijo Jules Lobel, presidente de CCR durante una conferencia de prensa.

Agregó que estas condiciones cruzan la línea entre un tratamiento humano y la barbarie.

Los demandantes esperan que la querella sea un golpe contra el creciente empleo del confinamiento en solitario en las prisiones no sólo de California sino del país.

"No los mandan ahí por los crímenes que han cometido sino para forzarlos a declarar y confesar quienes están en las pandillas pero lo hacen sin suficientes evidencias, sin que los presos tengan derecho a un abogado o porque así lo haya ordenado un juez", señaló Marilyn McMahon, directora de California Prison Focus, una organización con sede en Oakland que vela por los derechos humanos de los reos.

Moreno quien recién regresó de visitar a sus hijos en Pelican Bay condenó que sólo "porque alguien dijo que son pandilleros" o "porque están en una lista de supuestos pandilleros" o "porque quieren obligarlos a revelar supuestos nexos con pandillas" aíslen a los presos durante años sin darles derecho a hablar con nadie.

"Dicen que ha yreos que llevan 40 años aislados sin contacto humano", se lamentó.

De acuerdo a los demandantes, los prisioneros en confinamiento en solitario son puestos de 22 a 24 horas al día en celdas estrechas de concreto sin ventanas. Se les niegan las llamadas telefónicas, sólo pueden ver a sus visitas a través de un cristal, no tienen programas educativos o vocacionales. El acceso médico es muy limitado y la comida está con frecuencia echada a perder.

Jeffrey Callison, portavoz del Departamento de Prisiones (CDCR) dijo que aún no han decidido que harán con la demanda. Lo que si está claro, observó, es que para ellos el confinamiento en solitario no es un castigo cruel e inusual. "Ellos están segregados por preocupaciones de seguridad y porque hay evidencias de que representan un riesgo de alguna manera", aseveró.

De acuerdo al CDCR hay 1,129 presos en celdas de confinamiento en Pelican Bay. De esos 140 tienen entre 10 a 15 años aislados; 79 de esos reos llevan entre 15 a 20 años confinados; y 91 más de 20 años.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS