Congreso mexicano debate legalizar la marihuana (Fotos)

La prohibición del uso del cannabis en México y la paulatina regulación en Estados Unidos mantiene a los legisladores en vilo, confundidos, en alerta

El Congreso mexicano discutirá la legalización de la marihuana en los próximos días en la Cámara Baja, una vez presentada en el pleno, como una de las respuestas al uso “recreativo” que se aprobó en Washington y Colorado.

El Congreso mexicano discutirá la legalización de la marihuana en los próximos días en la Cámara Baja, una vez presentada en el pleno, como una de las respuestas al uso “recreativo” que se aprobó en Washington y Colorado.

Foto: AP Photo/Comedy Central
PUBLICADO: EST Nov 15, 2012 5:58 pm EST

MÉXICO, D.F.- “Detonar el debate de la legalización de la marihuana es un asunto de vida o muerte”. El diputado Fernando Belauzarán resume así la iniciativa que entrará a discusión en los próximos días en la Cámara Baja, una vez presentada en el pleno, como una de las respuestas al uso “recreativo” que se aprobó en Washington y Colorado.

 

 

La prohibición del uso del cannabis en México y la paulatina regulación en Estados Unidos mantiene a los legisladores en vilo, confundidos, en alerta.

 

 

 “Es alarmante”, “hipócrita” y de “doble moral”, se amuina Belauzarán del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), institución que ha logado algunas de las leyes más progresistas y polémicas de los últimos años en la capital mexicana como el aborto y el matrimonio del mismo sexo.

 

 

Con ese precedente van para arriba. Que si el mexicano promedio estará de acuerdo con esta propuesta será cuestión de “cambiar los prejuicios”, sostiene.

 

 

“Somos el país que ha pagado el costo más alto de las políticas prohibitivas: 60,000 muertos en la cifra más conservadora por combatir a los narcotraficantes y es momento de poner un alto”.

 

 

La propuesta del congresista tiene como objetivo principal “quitarle el negocio a los cárteles mexicanos” con una legislación clara que delimitaría los mecanismos de producción, distribución y venta.

 

 

De acuerdo con información de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas (ONDCP), el 60% de las ganancias de las organizaciones de narcotráfico mexicanas provienen de la marihuana; es decir, alrededor de $8,500 millones, de una producción anual aproximada de 21,000 toneladas, según estadísticas de 2008.

 

 

“Todo lo que se recabe de impuestos, licencias, derechos para producir o comercializar irían a un fondo para un Programa Nacional de Prevención y Rehabilitación de Adictos”.

 

 

Belauzarán, quien saltó a la política como opositor a las cuotas matriculares de la Universidad Nacional Autónoma de México, apuesta, en pocas palabras, “a la libertad” de consumir y producir sobre una ley que partiría de su propuesta, pero sería nutrida por un debate regional con los países que hoy discuten el tema: Uruguay, Guatemala, Costa Rica, Argentina…

 

 

“Parece que México está en la disyuntiva  de aliarse con América Latina o con  Estados Unidos y su política esquizofrénica: inflexible e intransigente hacia afuera y relajada por dentro”.

 

 

El pasado 12 de noviembre, el presidente Felipe Calderón, junto a los mandatarios de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Honduras, Porfirio Lobo; de Guatemala, Otto Pérez Molina y el primer ministro de Belice, Dean Barrow; solicitaron a la Organización de los Estados Americanos (OEA) arrancar una discusión sobre el camino a seguir.

 

 

En México, el tema quedará a partir del 1 de diciembre en manos del mandatario electo Enrique Peña Nieto, quien a través de su coordinador de equipo de transición, Luis Videgaray, se manifestó en contra de la legalización de las drogas para solucionar la seguridad nacional.

 

 

Con mayoría en el congreso, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) sería un fuerte opositor a la iniciativa del perredista Belauzarán, pero el Partido Acción Nacional (PAN) aún no define abiertamente qué postura podría tomar.

 

 

El diputado Juan Pablo Adame opinó que la iniciativa “esta todavía poco justificada” porque sólo contempla en tres artículos la regularización de la industria y en otros tres la prevención; sin embargo, aceptó que podría ser el arranque de “un debate regional”.

 

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS