Condado premia a latina por su valor

Denunció y testificó contra peligroso pandillero local que ahora está tras las rejas

La fiscal asociada del condado de Los Ángeles Donna Hollingsworth (izq.) posa junto a Gabriela Betancourt, quien recibió un reconocimiento por denunciar un incidente violento.

La fiscal asociada del condado de Los Ángeles Donna Hollingsworth (izq.) posa junto a Gabriela Betancourt, quien recibió un reconocimiento por denunciar un incidente violento.

Foto: Aurelia Ventura
PUBLICADO: EST May 11, 2014 12:01 am EST

Una latina desoyó las amenzas de un pandillero local y reportó un incidente violento a la Policía.

Por eso acaba de recibir el Premio a los Ciudadanos Valientes, que otorga la oficina de la fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, por su colaboración para la condena de un miembro de la pandilla Monrovia Nuevo Varrio.

El 29 de agosto de 2004, Gabriela Betancourt y su hermano mayor celebraban una fiesta en su casa de Monrovia, con un grupo de amigos. Al escuchar lo que parecían fuegos artificiales en un callejón detrás de su casa, salieron a averiguar de qué se trataba.

Allí, Gabriela vio a un hombre en el suelo y pensó que estaba borracho. También vio una camioneta que se acercaba al hombre y que trataba de salir del callejón con la aparente intención de pasarle por encima. El conductor fue posteriormente identificado como Dexter Williams.

Ella y su hermano arrastraron a la víctima, Ernest Granados, a quien le habían disparado, y evitaron que lo atropellaran.

El sospechoso huyó en la camioneta, pero antes le dijo a Betancourt que no llamara a la Policía. Ella no hizo caso a la amenaza y marcó el 911.

"Esa llamada fue usada como evidencia en la corte y ustedes pueden darse cuenta, por esa llamada, lo asustada que estaba, por el tono de su voz", dijo Donna Hollinsworth Armstrong, fiscal del caso.

El miedo de Betancourt aumentó cuando supo la clase de persona a la que había denunciado: "Cuando vino la Policía y me dijo que estaba relacionada con una pandilla, me asusté desde ese momento", dijo Betancourt.

Ese temor hizo que la familia se mudara poco después a Moreno Valley. Ella ahora vive en otro sitio.

"Para nosotros era muy difícil quedarnos en la misma casa donde pasó", dijo Betancourt.

El caso estuvo sin resolverse por algún tiempo, pero cuando se logró la captura de Williams, Betancourt estuvo dispuesta a testificar.

En abril de 2013, Williams fue hallado culpable de asesinato en primer grado y actualmente sirve una condena de más de 100 años.

"Yo hice lo que tenía que hacer y por eso salí al frente, pensando en mi familia. Porque si algo así pasara con mi familia yo quisiera que alguien hiciera los mismo", dijo Betancourt, de 30 años.

Su madre, Estela Betancourt, también estaba orgullosa de su hija.

"Me da mucho orgullo que ella, siendo tan jovencita, haya tenido valor para hacer eso"Me dio mucho miedo porque yo no estaba para ayudarlos, apoyarlos y para salir al frente con ellos", dijo la señora. "Ella supo hacerlo mejor que yo", dijo.

"Fue algo muy estresante para ella, su hermano y el resto de la familia y espero no volver a pasar por otro caso similar", agregó la madre.

Sin embargo, Betancourt hace gala del valor por el que la premiaron, y dice que no dudaría en volver a hacerlo.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh
Para ti Mujer

NOTICIAS