Detrás de la carpa en el Circo Hermanos Vázquez (Video)

Entrevista con José Alberto Vázquez, el nieto del fundador del Circo Hermanos Vázquez, sobre lo que ocurre detrás de la carpa diariamente antes de una función.

José Alberto Vázquez comenzó a trabajar en el circo de su familia desde la edad de 11 años.

José Alberto Vázquez comenzó a trabajar en el circo de su familia desde la edad de 11 años.

Foto: Irene Tostado.
PUBLICADO: EST Aug 27, 2012 3:59 pm EST

Chicago, IL- José Alberto Vázquez, de 22 años, comenzó su carrera a los 11 años, cuando sus padres lo sacaron de la escuela en la Ciudad de México para que aprendiera sobre el negocio de la familia: el circo.

El Circo Hermanos Vázquez fue fundado en 1969 por Guillermo Vázquez y hoy en día, la empresa cuenta con dos circos, una unidad que recorre Estados Unidos y otra que viaja por la república mexicana.

La Raza entrevistó a Jose Alberto Vázquez, el nieto del fundador y la cuarta generación del circo, sobre cómo fue criado por su familia y lo que significó dejar la escuela tradicional y lo que ocurre detrás de la carpa diariamente antes de una función.

"No es que me aplaudan más o menos, pero la intriga, el suspenso, los comentarios de la gente, como 'no se le vaya a caer' o 'no vaya a fallar' me gustan mucho", dijo Vázquez, quien comenzó su carrera como malabarista, pero ahora entrena diariamente con domador de caballos de Alemania.

A Vazquez le interesó el circo desde una temprana edad, pero reconoce que no es para todos.

"Mis tíos y mi papá se dividen el trabajo, pero a mi primo de 13 años se le notan otros tipos de intereses y a todos se les da la oportunidad de que hagan lo que ellos quieren," dijo el joven.

TRADICIÓN EN LA VILLITA

Cada año, la carpa morada con diseños rosas y azules, de casi 56 pies de altura, aparece en las esquinas de la calle 26 y la avenida Kostner, después de que Aldo Vázquez, el tío de José Alberto, coordina junto con 75 trabajadores el ensamblaje de la carpa, que tarda de dos a tres días.

La carpa, hecha en Italia, tiene capacidad para 1,700 personas.

"El año que viene vamos a tener una carpa nueva para 3,000 personas con torres de 24 metros [casi 79 pies] de altura", explicó Vázquez.

Asimismo, la familia está considerando comprar el terreno en Chicago, porque ya es una tradición que el Circo llegue a La Villita.

"Nos gusta estar en donde la gente nos quiere", dijo.

RETO CONSTANTE

Medir los gustos de las personas que llegan al circo diariamente y tratar de ajustar la variedad y dificultad de los actos es una de las responsabilidades de Vázquez.

"A la gente a veces le da igual que hagan un triple salto mortal a que hagan algo muy fácil", dijo.

Encontrar el balance entre entretener al público y presentar actos desafiantes es un reto constante para la familia, que cambia de actos cada año para captar la atención del público, que quizás ya los ha visitado anteriormente.

"Los actos todos los años son diferentes, pero la gente muchas veces piensa que es lo mismo", mencionó Vázquez, quien asegura que este año los trapecistas y el domesticador de tigres son novedades.

LOS ANIMALES

Solamente en el circo se pueden apreciar exóticos tigres saltando por llamaradas de fuego, caballos árabes que dan vueltas dentro de la carpa a todo galope mientras un semental negro baila con sus patas traseras.

Durante siete fines de semana, las cebras, los camellos y los tigres trabajan con sus entrenadores para montar los actos.

"Tener animales en el circo es una bendición porque un circo sin animales no es un circo", dijo Vázquez, después de explicar cómo cuidan a las estrellas del circo.

"Mucha gente tiene la idea errónea que los maltratamos; pero aparte de tener a uno de los mejores entrenadores, también tenemos a los veterinarios y si un animal se siente mal, no sale ese día para presentarse", explicó.

Después del ensayo, que comienza antes de las nueve de la mañana, los entrenadores llevan a los caballos a un corral para que se ejerciten durante el día, mientras las luces se encienden y la música anuncia que la función está por comenzar.

Este viernes 24 de agosto se presentará Raúl de Molina, el conductor del el programa de farándula 'El Gordo y La Flaca', a las 6 p.m. y a las 9 p.m.

DÓNDE

Circo Hermanos Vázquez

26 St. y Kostner Ave.

Hasta el 16 de septiembre

(877) 829-7839, www.circovazquez.com

Boletos: Adultos: $35, niños $15

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS