Cierre de fábrica amenaza 'de muerte' a Twinkies y Wonder

La empresa podría vender las marcas a otros fabricantes en los Estados Unidos para que las sigan produciendo

A principios de 2012 se había anunciado que la fabricadora Hostess cerraría operaciones, lo que no ocurrió.  Falta esperar si ahora lo harán.

A principios de 2012 se había anunciado que la fabricadora Hostess cerraría operaciones, lo que no ocurrió. Falta esperar si ahora lo harán.

Foto: AP /Rick Bowmer
PUBLICADO: EST Nov 16, 2012 10:00 am EST

IRVING, Texas, EE.UU. - Hostess Brands, fabricante de los pastelillos Twinkies y el pan Wonder, se acerca al cierre de sus plantas en Estados Unidos, con lo que despedirá a 18,500 trabajadores y colocará sus marcas a la venta.

Hostess, uno de los principales fabricantes de pan industrializado en Estados Unidos "junto a Grupo Bimbo, Flowers Foods, McKee Foods y George Weston Limited" anunció hoy que está por cerrar sus operaciones, despedir a 18,500 trabajadores y vender sus activos.

Hostess había advertido a los empleados que presentaría una moción ante el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para cerrar gradualmente su negocio y vender sus activos en caso de que sus operaciones en plantas no volvieran a niveles normales para anoche.

Responden los unionados

Por su parte, la unión que representa a los empleados de la compañía que se fueron a huelga, indicó en un comunicado que la crisis de Hostess Brands es resultado de la mala administración y no del desempeño de sus empleados.

"La crisis de Hostess Brands es resultado de casi una década de mala administración financiera y operacional que provocaron dos bancarrotas, una montaña de deudas y bajas en ventas…". Añadieron que la compañía "intentó resolver el enredo atacando a la parte más valiosa de la compañía: sus trabajadores".

Hostess cerró tres de sus 36 plantas el 12 de noviembre alegando que la movilización del personal tuvo un efecto directo en el cierre. La compañía "con oficinas centrales en Irving, Texas" dijo que una huelga de trabajadores en todo Estados Unidos la obligó a paralizar su capacidad de fabricar y repartir sus productos en otras 33 reposterías y 565 centros de distribución.

La empresa tiene otra vista en el tribunal el 19 de noviembre como seguimiento al proceso de bancarrota al que se acogieron.

En enero de este año fue la segunda vez que la empresa inició ese proceso cuando sus activos ascendían a $982 millones y con deudas que totalizaban los $1.43 billones.

El nuevo caso fue presentado en la Corte de Bancarrotas del Distrito Sur de Nueva York.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS