“Sí se puede” no es aceptable en el Senado

Esta es una de las frases que molestaron a los legisladores para honrar el legado de César Chávez

Se recuerda al activista César Chávez por su defensa de los campesinos.

Se recuerda al activista César Chávez por su defensa de los campesinos.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Apr 1, 2014 4:03 pm EST

Esta semana un visible enfrentamiento entre el senador demócrata de Nueva Jersey Robert Menéndez y el republicano Jeff Sessions de Alabama marcó la octava vez en que se rechaza una resolución para honrar a César Chávez en el Senado, pero tras bambalinas hubo una tensa negociación entre demócratas y republicanos donde varios legisladores que apoyaron la reforma migratoria no respondieron al llamado.

La resolución es un texto simbólico donde se honra a Chávez, un documento de cinco páginas que no implica desembolsos de presupuesto y que está enfocado en destacar el legado del líder sindical.

Cada año la oficina de Menéndez envía un correo electrónico formal donde pide apoyo de otros legisladores para que patrocinen la medida, con el silencio al otro lado del pasillo, queda en el olvido hasta el siguiente marzo y sólo se logra una conmemoración partidista.

Pero este año el debate interno sobre el documento fue mucho más allá. De acuerdo a fuentes en el Senado, además del correo electrónico usual, el personal de Menéndez contactó directamente a ocho oficinas de senadores republicanos pidiendo su apoyo.

Entre ellos John Cornyn de Texas, Susan Collins de Maine, Jeff Flake y John McCain de Arizona, Marco Rubio de Florida, Ron Johnson de Wisconsin, Mike Crapo de Idaho y Mark Kirk de Illinois.  La razón es porque estos legisladores han apoyado temas hispanos en el pasado. Por ejemplo, Cornyn está detrás de la conmemoración del Mes de la Herencia Hispana.

Flake, McCain y Rubio fueron los autores del proyecto de ley sobre reforma migratoria en el Senado en 2013, pero a pesar de su cercanía con el tema, no respondieron al esfuerzo. Consultadas al respecto, oficinas republicanas no comentaron sobre lo ocurrido.

Cambios

La oficina de Cornyn se ofreció como puente para dialogar con las otras oficinas republicanas y negociar cambios en la resolución. “Hubo peticiones que fueron ridículas, por ejemplo querían sacar la frase “Sí se puede”, hubo excusas como que necesitaban más tiempo para leerla, cuando se ha presentado el mismo documento por 7 años”.

Finalmente, ni siquiera se logró que Cornyn auspiciara la resolución, el legislador enfrenta una carrera por la reelección en noviembre y su estado ya celebró sus primarias.

Fuentes indicaron que la oficina de Menéndez estaba “abierta a cambios, como quitar “Yes We Can” pero no la frase Sí se puede”.

Cuando ya se cerró la puerta a la negociación Menéndez fue al pleno y tuvo un ácido argumento público con Sessions, quien se opuso a la resolución y propuso una enmienda para especificar que Chávez estaba en contra de la “inmigración ilegal”.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS