Carlos Álvarez llega al Chivas USA con su sueño americano

El joven volante está en el lugar que siempre anheló: en casa y con su equipo favorito... Chivas USA

Carlos Álvarez espera dar muchas satisfacciones a su familia y a los afi- cionados en su primera campaña con Chivas USA.

Carlos Álvarez espera dar muchas satisfacciones a su familia y a los afi- cionados en su primera campaña con Chivas USA.

Foto: La Opinión Foto: J. Emilio Flores
PUBLICADO: EST Jan 28, 2013 2:15 pm EST

Crescencio y Alicia Álvarez forman un matrimonio transformado en la vívida estampa de una pareja de inmigrantes que llegaron a Estados Unidos para tratar de ofrecer una mejor vida a sus hijos.

Él, originario de Jalisco, y ella de Zacatecas, entran a trabajar a las 4:00 de la mañana a una procesadora de pollos en donde su labor consiste en deshuesar a las aves.

"Nos levantamos a las tres de la madrugada para llegar a tiempo a la empacadora, trabajamos ocho horas, o más, si es que hay horas extras", cuenta el hombre cuyo centro laboral se encuentra en la ciudad de Vernon.

"Ya tenemos 25 años deshuesando pollos, es un trabajo fuerte, pesado, pero hay que sacar a los hijos adelante", comentó.

Beneficiario directo del sacrificio de sus padres es un joven de 22 años que se ha fijado la meta de cumplir su gran sueño profesional.

"Trabajar deshuesando pollos es una vida que yo no quería para mí", dijo Carlos Álvarez, la primera selección de Chivas USA en el pasado draft Colegial de la MLS.

"Mis padres se han sacrificado mucho, es por ellos que estoy aquí, y ahora me toca darles de regreso algo de lo mucho que ellos me han dado", expresó el mediocampista.

"Mi mamá y mi papá han sido mi gran apoyo, ellos son los que me llevaron por el camino del bien enviándome a estudiar y a practicar el deporte", explicó el jugador que nació en el este de la ciudad de Los Ángeles.

"El barrio donde crecí estaba lleno de drogas, de pandillas, de mucha violencia, en realidad era difícil vivir ahí, pero gracias a Dios salimos adelante", dijo Carlos, el tercero mayor de cinco hermanos, entre los que se cuentan cuatro hombres y una mujer.

EL MAGO 'CHELÍS'...

A los 18 años, Álvarez recibió una beca de la Universidad de Connecticut, y cuando llegó el momento de dejar el hogar para emprender el viaje, el joven se fijó la meta de retornar a la ciudad que lo vio nacer convertido en futbolista profesional.

"Mi sueño siempre fue jugar futbol profesional en Los Ángeles para estar cerca de mi familia, y vestir la camiseta de Chivas USA", apuntó el jugador.

El actual entrenador del conjunto rojiblanco de la MLS, José Luis Sánchez Solá, el "Chelís", fue quien se transformó en una especie de mago de la lámpara maravillosa al concederle a Carlos el deseo que siempre anheló.

"Me da una felicidad enorme saber que contribuí con un pequeñísimo grano de arena para hacer feliz a toda una familia", dijo el estratega de Chivas USA.

El "Chelís" depositó su confianza en Álvarez por las grandes cualidades futbolísticas que tiene y por el deseo que el joven expresó en todo momento respecto a vestir la camiseta del Rebaño estadounidense.

"En el draft no había más de tres o cuatro jugadores listos para entrar directamente al profesionalismo, y Carlos era uno de ellos", comentó el entrenador.

En cuanto a sus aptitudes dentro de la cancha, Sánchez Solá explicó que Álvarez posee las habilidades requeridas para llegar a ser una pieza importante en el funcionamiento de su equipo.

"Tiene una visualización de campo muy buena, sabe armar jugadas ofensivas, tiene llegada de gol, tiro de media distancia, en fin, es un mediocampista muy completo", comentó el timonel rojbilanco.

Ver a su hijo con Chivas USA también es un sueño convertido en realidad para Crescencio Álvarez, quien en 1969 perteneció a las Fuerzas Básicas del Club Guadalajara.

"La ilusión de Carlos siempre fue la de jugar futbol profesional, pero nunca me imaginé que lo haría vistiendo la camiseta del equipo de mis amores", manifestó el jefe de la familia Álvarez.

El camino que sus padres le trazaron a Álvarez para que lo siguiera al pie de la letra no sólo incluye el amor al deporte y a los estudios, sino que conlleva un alto sentido de compromiso espiritual.

"Kaká, el mediocampista del Real Madrid, es mi ejemplo a seguir, me gusta mucho como jugador y además él, al igual que yo, es un gran creyente de Dios", mencionó el joven volante al explicar que durante su niñez sus papás le inculcaron fuertes valores religiosos.

Ahora que ha cumplido su meta de estar ligado a Chivas USA, Álvarez afirma que hará todo lo posible para que los integrantes de su familia se sientan orgullosos de él.

"Les debo mucho por haberme apoyado siempre en mi carrera para conseguir mi sueño. Espero seguir cumpliendo sus deseos", finalizó.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS