California avanza en 2012 (fotos)

California se vuelve más latino y pro inmigrante en el año 2012

La movilización de los soñadores marcó la escena política del estado durante 2012.

La movilización de los soñadores marcó la escena política del estado durante 2012.

Foto: J. Emilio Flores / La Opinión
PUBLICADO: EST Dec 28, 2012 11:30 am EST

El gobernador Jerry Brown ha utilizado la metáfora "más difícil que cambiar la dirección de un trasatlántico en medio del océano" para referirse a realizar cambios en la política pública de California. No obstante, en este año que termina, Brown logró algo parecido: reducir notablemente el déficit fiscal, aprobar una significativa reforma a las pensiones públicas y convencer a los votantes del estado, notoriamente en contra de cualquier alza de impuestos, a aumentárselos por primera vez desde 2004.

El año 2012 fue muy significativo en California y muchas cosas se movieron en la dirección correcta: la economía mejoró, el déficit y el desempleo bajaron, la legislatura vio un aumento de representantes latinos en las elecciones de noviembre y la aprobación de la Proposición 30, caballo de batalla de Brown en la obtención de nuevos ingresos para las arcas públicas, aliviará y contrarrestará recortes al sistema escolar que eran nocivos para la educación y servicios sociales a los más vulnerables.

Todo esto se reflejó en una actitud más optimista de los californianos respecto a la situación del estado y buenas perspectivas para el inicio de 2013. Aunque eso no quiere decir que California haya superado todos sus problemas.

De acuerdo al respetado sondeo estatal que realiza periódicamente el Instituto de Política Pública de California (PPIC), un 44% de los residentes del estado piensa que las cosas van en la dirección correcta, lo cual es alto si se recuerda que sólo el 14% pensaba lo mismo en Julio de 2009, hace apenas 3 años y medio. Entre los más optimistas están los latinos (54%) y los asiáticos (51%). La diferencia racial en este rubro es notable: 60% de los blancos piensa lo contrario, que California va en la dirección equivocada.

El optimismo en general en el estado de California ha aumentado. La razón principal, según la analista política y profesora de USC Sherry Bebitch Jeffe, es la mejora económica y la aprobación de la Proposición 30. Pero la tendencia a la larga está por verse, indicó.

"La economía mejoró ligeramente y la percepción es que la 30 resolverá los problemas fiscales, lo cual no es del todo cierto, habrá que esperar a ver cómo se invierte el dinero y también sabemos que es posible que los ingresos del estado sean menores del pronóstico lo que traería más problemas fiscales", dijo Jeffe. "El nuevo año traerá nuevos retos".

No obstante, los indicadores económicos han mostrado una mejora: el desempleo de California bajó de 12 a 10 por ciento este año, y aunque sigue siendo uno de los más altos de la nación, es una mejora respecto al pasado reciente. California sufrió especialmente con el derrumbe del mercado inmobiliario.

"Muchos californianos se manifiestan positivamente respecto al futuro", dijo Mark Baldassare, director de la encuesta PPIC. "Pero tampoco están dispuestos a seguir aumentando impuestos y siguen apoyando límites de gastos".

Ese detalle garantiza que no sea políticamente tan sencillo aumentar los impuestos en el futuro, incluso tomando en cuenta que en las elecciones de del 6 de noviembre (presidenciales y estatales), los demócratas se consolidaron con una súper mayoría en la legislatura estatal que disminuye notablemente el poder de maniobra de los republicanos.

Por primera vez en los últimos 80 años, los demócratas tienen dos tercios de ambas cámaras de la legislatura, convirtiendo al partido republicano en una minoría absoluta. Eso crea fantasías a algunos de que los demócratas puedan aprobar lo que quieran de ahora en adelante, aunque los observadores apuntan que no necesariamente será de esa manera.

"En décadas de observar la política nunca vi que un partido estuviera unido para todo o siguiera a un único líder", dijo Jeffe.

El partido republicano en California no está en la mejor de las condiciones y lo que aquí ocurre puede ser un aviso para el resto del país, señalan expertos, si el partido del elefante no busca hacer su mensaje y su tono más atractivo para las minorías.

Este año 2012 también trajo cambios políticos que podrían transformar la política en California a futuro y que en esta ocasión se aplicaron por primera vez: la primaria no partidista en la cual el triunfador de una elección de primera vuelta no es el que obtuvo más votos de cada partido, sino los dos con más votos de todos los partidos. Teóricamente, esta nueva forma de elección evita que haya candidatos demasiado extremistas ya que para pasar a la elección general no hay que convencer sólo a los más fanáticos partidarios sino hay que buscar el voto moderado.

Según un análisis de Ballotpedia, en la elección de California se notó un avance al aumentar la cantidad de primarias competitivas, aunque esto también significó más gasto de campaña en esas contiendas.

Eso, según Raph Sonenshein, director del Pat Brown Institute de Californa, no es necesariamente negativo. "Normalmente el titular de un puesto tiene una enorme cantidad de dinero y los retadores no tienen nada. Al menos ahora tiene que gastárselo para competir en la primaria", apuntó.

Las elecciones de noviembre también significaron la salida de algunos legisladores latinos de gran influencia como el asambleísta Gil Cedillo, quien cumplió sus períodos máximos en la legislatura y ahora competirá por el concejo municipal. La nueva legislatura, electa ese día, tiene un número record de latinos: de 23 pasaron a 25, 7 en el senado y 19 en la asamblea. Cinco de ellos son mujeres y dos republicanos, uno de los pocos aspectos positivos de la elección para ese partido.

Este año también entraron en vigencia las nuevas líneas distritales que enfrentaron a titulares y permitieron que el crecimiento de la población abriera nuevas posibilidades de representación en áreas que nunca habían elegido a un legislador latino. Dos ejemplos son Susan Talamantes de Stockton y Rudy Salas en Kings county.

Pero también, las nuevas líneas hicieron que se enfrentaran antiguos aliados y perdieran representantes con mucha trayectoria y conocimientos. Un ejemplo es el de las elecciones al Congreso por California, donde el estado ganó un congresista latino (Tony Cárdenas, ex legislador estatal y concejal angelino saliente) pero donde se enfrentaron dos demócratas pro inmigrantes : Howard Berman y Brad Sherman, resultando en la derrota del primero, el más veterano de los dos, en un distrito congresional del Valle y el Oeste de Los Angeles.

Inmigración

El progreso del grupo latino de la legislatura estatal y del voto latino tiene que ver con otro logro que se consolidó este pasado año: se lograron medidas pro inmigrantes aunque también se sufrieron reveses.

"Es muy positivo que California esté consolidando lo que pudiéramos llamar el camino a las reformas proinmigrantes, como la buena noticia de la aprobación de las licencias de manejar para los "dreamers" que reciban acción diferida", dijo el sociólogo y profesor de la Universidad estatal de California en Bakersfield (Cal State Bakersfield). "Este fue el primer crack en años de intentar aprobar algún tipo de licencias".

Aunque sólo beneficiará a los jóvenes dreamers que reciban la acción diferida, California es el estado que más número de ellos tiene y que han sido aprobados, 98,000 hasta el pasado 13 de diciembre, y hay otros estados, como Arizona, que se niegan a conceder esta documentación a los estudiantes que reciban el nuevo estatus que a pesar de ser temporal, los convierte en inmigrantes con documentos. El 2012 también fue el primer año en el que entró en vigencia la ley que prohíbe remolcar un vehículo de una persona sólo por el hecho de no tener licencia.

"El peso político de los latinos se está viendo en California y el gobernador Jerry Brown está respondiendo a la agenda latina", dijo Santos. "Pero todo tiene sus límites, ya que cuando se trató del Trust Act, para poner límites al programa de deportación federal Comunidades Seguras, ahí el pasó la pelota a Obama".

El Trust Act, que limitaba el alcance de las órdenes de detención que la Oficina de Inmigración y Control de Aduana (ICE) envía a las cárceles de California a personas con delitos graves y la exclusión de víctimas de la delincuencia fue vetado por Brown, un paso muy criticado por la comunidad de organizaciones pro inmigrantes como un error del gobernador.

No obstante, un par de meses después a principios de Diciembre, la procuradora del estado Kamala Harris emitió una opinión legal muy importante para los inmigrantes, determinando que la policía local puede determinar si debe o no liberar a un detenido, sin importar las órdenes de detención enviadas por ICE.

Se espera que la delegación al Congreso de California y el ejemplo de lo ocurrido aquí con el partido republicano tenga alguna influencia en la posibilidad de aprobar este año una reforma migratoria en el Congreso federal y un cambio de estrategia del partido del elefante en vista de la influencia del voto latino en las elecciones presidenciales.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS