Bancos pagarán $8,500 millones en caso por abusos en embargos

Activistas, funcionarios y propietarios critican la decisión que detendrá las investigaciones de juicios hipotecarios

Se estima que unos 3.8 millones de prestatarios fueron embargados por las prácticas abusivas de los bancos entre 2007 y 2009.

Se estima que unos 3.8 millones de prestatarios fueron embargados por las prácticas abusivas de los bancos entre 2007 y 2009.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Jan 8, 2013 11:15 am EST

LaOficina del Contralor de la Moneda, OCC, anunció ayer un acuerdo por 8.5 mil millones de dólares con diez bancos y compañías financieras que estaban siendo investigadas por supuestas prácticas deficientes y abusos de juicios hipotecarios.

Como parte del arreglo,  las instituciones financieras deberán pagar $3.3 mil millones a  aproximadamente 3.8 millones de prestatarios cuyas propiedades estuvieron en juicio hipotecario en 2009 y  2010.  Los prestatarios podrían recibir hasta $125,000, según el tipo de problemas que tuvieron y los errores que se cometieron en sus casos particulares,  informó el contralor Thomas Curry de OCC, la agencia federal que regula y supervisa las  instituciones financieras del país. Los bancos también deberán pagar $5.2 mil millones en ayuda a dichos prestatarios, incluyendo modificaciones de hipotecas y juicios.

A cambio de los pagos en efectivo y de la ayuda, los reguladores aceptaron detener las investigaciones de los embargos que realizaron los bancos en ese periodo. Las revisiones habían comenzado en abril de 2011, luego de que el público se quejara de ciertas prácticas bancarias como el uso de “robo-signers”, o empleados que firmaban los desalojos “como robots”, sin revisar los documentos, pero que aseguraban falsamente haberlo hecho.  

Las compañías que firmaron el acuerdo fueron el Banco de América Corp., Wells Fargo & Co., JPMorgan Chase & Co. ,  Citigroup Inc., Aurora Servicio de Préstamos, Banco MetLife, PNC Servicios Financieros, Banco Sovereign, Bancos SunTrust y U.S. Bancorp. Otras cuatro instituciones más pequeñas, cuyas prácticas hipotecarias también  estaban siendo investigadas, no fueron incluidas.

“A pesar de que el anuncio representa un cambio significativo del plan original, los consumidores serán los que se beneficien, porque recibirán el dinero de manera más rápida y directa”, indicó Curry refiriéndose al alto en las investigaciones.

Sin embargo, no todos recibieron favorablemente el anuncio. Funcionarios públicos, activistas y propietarios calificaron el acuerdo como un arreglo que sólo beneficiará a los bancos.

“Los reguladores de OCC han estado en pláticas secretas con los bancos”, opinó Carlos Marroquín, activista y vocero de Occupy Lucha contra los Desalojos. “Las compañías financieras se dieron cuenta de que los embargos de 2009 y 2010 tenían serios problemas de documentación y decidieron detener las investigaciones para cubrir los crímenes e irregularidades que cometieron”. Según Marroquín,, quien perdió su casa durante ese periodo, los mismos bancos fueron quienes contrataron a los auditores. “Es un acuerdo vacío que no beneficia los dueños de casa”, opinó.

“Las comunidades latina y afroamericana son las más afectadas por la crisis inmobiliaria que afectó no sólo a los propietarios, sino a la industria de la construcción y a toda la economía del país”, señaló CJ  Holmes, activista y directora de Propietarios por Justicia (www.hofj.org) una organización sin fines de lucro que informa al público sobre sus derechos en materia de juicios hipotecarios y desalojos. Holmes coincidió con Marroquín en que el acuerdo sólo beneficiará a los bancos. “De haber continuado las investigaciones,  las compañías hipotecarias hubiesen tenido que pagar mucho más de lo que harán con este arreglo”, opinó Holmes. “Hay que detener a los bancos a tiempo, de otro modo, todos terminaremos siendo inquilinos, en lugar de propietarios”.

El congresista Elijah E. Cummings, de Maryland, emitió un comunicado criticando el acuerdo. “Estoy profundamente desilusionado de que OCC y la Reserva federal hayan terminado con el proceso de revisión, antes de informar al Congreso sobre cómo decidieron cuál sería el monto del acuerdo, dónde irán los fondos y que pasará con otras familias que también fueron abusadas por estas compañías hipotecarias. No sé cuál fue el apuro de llegar a un acuerdo que permitirá a los bancos esconder bajo la alfombra los abusos que cometieron”.

Las autoridades de OCC señalaron que continuarán monitoreando la implementación del plan para corregir los servicios hipotecarios defectuosos y que tratarán de alcanzar acuerdos similares con otras instituciones que no fueron incluidas en el acuerdo de ayer, pero que también realizaron prácticas hipotecarias deficientes. Un agente de OCC contactará a los prestatarios afectados por las prácticas hipotecarias  a finales de marzo y administrará los pagos correspondientes.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS