BATERÍAS

Por: Luis Arritola / Especial para La Opinión

PUBLICADO: Aug, 20, 2012 12:00 am EST


Reducir, re-usar y reciclar son palabras claves en el movimiento ambientalista mundial, y en general se recicla ropa, papel, aluminio, vidrio, cartón, plástico, chatarra, etc., pero la cantidad de baterías que se reciclan son muy pocas. Esto, a pesar de que las baterías se encuentran en la categoría de desechos tóxicos que contaminan el ambiente. De los 3 billones de baterías que se venden en Estados Unidos al año, sólo 6.7 millones de libras se reciclaron en 2010. El resto, se asume, se tiraron en un bote de basura regular. Por ello, es importante que toda la gente tome conciencia de la importancia de llevar las baterías usadas a un centro de reciclaje de desechos tóxicos.

La comodidad de su uso


Las baterías se han convertido en parte vital de nuestra sociedad moderna. Estas fuentes de energía en miniatura son clave para brindar energía portátil y cómoda a la vasta gama de productos electrónicos de los que dependemos a diario como teléfonos móviles e inalámbricos, controles remotos, linternas, sistemas de juegos, etc.
Sin embargo, las baterías tienen un costo para el medio ambiente. Si no se desechan o reciclan adecuadamente, pueden ser peligrosas. Sus metales pesados y contaminantes pueden filtrarse al suelo y a los mantos de agua subterráneos, lo que podría ocasionar efectos negativos tanto para la tierra y el medio ambiente, así como para la salud de los seres humanos. Dicha contaminación también afecta la flora y la fauna.
No las tire a la basura
Las ventajas del uso de baterías se ven opacadas por la forma en que nos deshacemos de ellas. De acuerdo a informes de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), todos los años, en los hogares de Estados Unidos se desechan más de 3,000 millones de baterías. En un año normal, si se formará una fila solamente de baterías AA desechadas, se podrían dar seis vueltas a la Tierra.
En California las baterías están consideradas como materiales tóxicos y desde el 2007 existe una ley que prohibe tirarlas a la basura. Nueva York ha seguido el ejemplo, y desde el 8 de junio de 2011, esta prohibido tirar cualquier tipo de batería a los botes de basura.

¿Qué químicos contienen?


Las baterías recargables contienen metales pesados como níquel, cadmio, cobalto, mercurio y plomo que pueden filtrarse de los tiraderos de basura al aire, la tierra y el agua. Por su parte, las baterías alcalinas no recargables, consideradas más seguras para desechar, pueden contener igualmente pequeñas cantidades de mercurio. También pueden estar compuestas de ácidos corrosivos que corroen muchos materiales, y si se queman pueden explotar y despedir gases tóxicos al aire.

Daños a la salud


Por ejemplo, el cadmio puede causar daños al pulmón, enfermedades renales y hasta la muerte; mientras que el plomo puede dañar los riñones, el sistema nervioso y el sistema reproductor, según la Agencia de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades. Algunos médicos y expertos en autismo señalan que el mercurio ambiental presente en el agua y el suelo puede ser uno de los factores que hayan contribuido al aumento en los casos de autismo en los últimos años.

Pilas ecológicas


La creciente conciencia de conservar los recursos naturales de nuestro planeta, así como el propósito de reducir la contaminación del agua, el aire y la tierra de elementos tóxicos, ha llevado a los fabricantes de baterías a buscar alternativas ecológicas en la fabricación de sus productos como Fuji, PerfGoGreen y otras marcas que aseguran estar creando pilas que usan "elementos básicos derivados de la tierra que no contaminan el ambiente. No contienen mercurio ni cadmio, y están empaquetadas en papel y plástico reusado y reusable".

Centros de reciclaje


Reciclar o desechar baterías de forma adecuada significa ser responsable y comprometerse consigo mismo en conservar el medio ambiente. Lo indicado es llevarlas a los centros permanentes o eventos de reciclaje de baterías (y otros desechos tóxicos) que se organizan periódicamente en su localidad. Los Centros permanentes de colección del Departamento de Trabajos Públicos del Condado de Los Ángeles, están distribuidos por toda la ciudad y puede ver las direcciones, horas de operación, teléfono y demás detalles en: http://ladpw.org/general/enotify/Calendar_Template/Calendar.aspx/
Por otra parte, algunas ciudades del condado de Los Ángeles también ofrecen centros de reciclaje de materiales peligrosos, entre éstas se encuentran:
Los Ángeles: http://www.lacitysan.org/solid_resources/recycling/index.htm/ (800) 988-6942.
Norwalk: http://www.ci.norwalk.ca.us/environmental.asp/ (800) 449-7587.
Santa Mónica: http://www.smgov.net/departments/ose/ (310) 458-8255.
El Monte: http://elmonteca.gov/Government/PublicWorks/EnvironmentalServices/HazardousWasteDisposal/DisposalofHazardous.aspx/ (626) 580-2062

En conclusión


Para reducir el impacto en la salud y los efectos altamente contaminantes de las baterías en el medio ambiente, reciclarlas es fundamental. Para lugares adiconales dónde reciclarlas, visite: http: //www.lacitysan.org/solid_ resources/s pecial/hhw/safe_centers/index.htm.
Otro sitio en la red es: http://dp w.lacounty. gov/epd/rethinkla/re think/rethink-household-hazardous-waste.a spx/.