Ausentismo escolar



PUBLICADO: Aug, 21, 2012 12:00 am EST


Con el inicio de las clases comienza también un nuevo sistema para combatir el ausentismo escolar en las escuelas de Los Ángeles, y es de esperarse que tenga mejores resultados y menos consecuencias negativas que la estrategia excesivamente punitiva utilizado en años recientes.
La receta para evitar el ausentismo no son las altas multas que afectan desproporcionadamente a familias de bajos y medianos recursos, ni la pérdida de más tiempo escolar o de trabajo, para los padres, acudiendo a citas con tribunales y criminalizando una actividad que lo que requiere es atención y soluciones.
Entre 2004 y 2007 las autoridades angelinas dieron 47 mil multas a estudiantes por transgredir el toque de queda diurno y un número desproporcionado recayó en estudiantes afroamericanos y latinos del sur y el este de Los Ángeles, así como el noreste del Valle de San Fernando.
Sin embargo, no hay pruebas de que este sistema haya resultado en una disminución del nivel de ausentismo. El nuevo sistema atenderá el problema a varios niveles y, en principio, ofrecerá la asistencia de consejeros para tratar de resolver el problema de manera directa y específica para cada estudiante antes de pasar a medidas más drásticas.
Creemos que este es un buen camino a seguir y que puede dar pie a soluciones más efectivas a largo plazo.
Lo que hace falta, al final, es una juventud educada y que tenga incentivos para permanecer en la escuela. Es importante tomar medidas contra el ausentismo, pero que estas sean adecuadas y que no resulten en un efecto contrario al deseado: más ausentismo, más problemas familiares e incluso razones para dejar la escuela definitivamente.
Vemos con optimismo este paso en esa dirección. Feliz regreso a clases.