Dueño de centro infantil en LA acusado de abuso

Enrique Ramos, dueño del centro de cuidado infantil Cano & Ramos Daycare, es acusado de actos lascivos contra 3 menores que cuidaba

Oficiales de la estación Hollenbeck dan detalles de los supuestos crímenes de Ramos.

Oficiales de la estación Hollenbeck dan detalles de los supuestos crímenes de Ramos.

PUBLICADO: EST Feb 26, 2013 12:30 pm EST

El Centro de cuidado infantil Cano & Ramos Daycare, ubicado en el vecindario de Boyle Heights, cerro sus puertas ayer luego de que el dueño del centro, Enrique Ramos, fuera arrestado y acusado de abusar sexualmente de tres menores que estaban bajo su cuidado.

Oficiales de la estación Hollenbeck del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) anunciaron ayer que Ramos se encuentra detenido bajo tres cargos de abuso a menores con una fianza de 1.3 millones de dólares.

El detective de la división de crímenes sexuales de la estación Hollenbeck Steven Juárez, quien está a cargo de la investigación en contra de Ramos, señaló que la madre de una de las tres víctimas, de 5 años de edad, reportó directamente el abuso. Esta queja llevó a encontrar dos quejas adicionales de abuso contra este individuo del año 2008.

"De los dos casos anteriores no se pudo concluir la investigación. Una de las víctimas y su madre vivían en un lugar para indigentes y cuando salieron de allí, les perdimos la pista", indicó Juárez.

Con la acusación de la nueva víctima, se han podido reabrir las dos investigaciones previas en las que se acusa al dueño del centro de cuidado infantil de haber abusado de otra menor de 5 años y una de 8 dentro de las instalaciones del centro.

Este, ubicado en el 2635 de la calle Pennsylvania, abrió sus puertas en 2002 y desde entonces ha brindado servicio de cuidado infantil a por lo menos 14 niños a la vez, de entre 2 y 14 años de edad.

Annie Barrales, renta un departamento en el edificio donde se encuentra el centro infantil, y donde vive Ramos con su esposa, Adriana Cano y sus dos hijos. Cano también es dueña del lugar y era quien estaba a cargo de administrarlo.

"No sabia nada de que esto estuviera pasando. Pero la verdad no los conozco bien. Solo les hago el pago de mi renta, pero sé que mucha gente viene a dejar a sus hijos aquí para que se los cuiden", dijo Barrales, quien llegó a vivir recientemente allí por referencia de familiares que precisamente mandan a sus hijos a cuidar con la pareja.

"Me parece muy malo y voy a decirle a mi familia lo que esta pasando para que tengan cuidado con sus hijos", agregó.

Eloisa Montes, otra vecina del lugar, expresó su sorpresa al enterarse de las acusaciones contra Ramos. "Es una tristeza que hayan traicionado así la confianza que los padres depositaron en ellos para que les cuidaran a sus hijos", destaco la ama de casa. "Espero que se haga justicia", sostuvo.

Ramos, a quien ayer se le presentaron tres cargos por conducta lasciva contra menores en una corte de Los Ángeles, estaría enfrentando una sentencia por cada víctima de 15 años a prisión de por vida. "No esperamos que este hombre este libre pronto", aseguró Anita Ortega, capitán del LAPD.

"Buscamos que los padres hablen con la policía si sospechan que sus hijos pudieron haber sido víctimas de este individuo", pidió Ortega , quien hizo énfasis en la importancia de que los padres hablen con sus hijos sobre este tipo de incidentes.

"Lo mejor que los padres pueden hacer para evitar que esto suceda es tener un dialogo con sus hijos al respecto desde muy temprana edad", recomendó la oficial de policía. "Esa es la mejor manera de parar a individuos de esta naturaleza", apuntó.

Se pide al público comunicarse con el detective Juárez al 323-342-8994, si se tiene alguna información que contribuya a la investigación.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS