Dan frutos 50 años de Guerra contra la Pobreza en EEUU

La lucha que inició el expresidente Lyndon B. Johnson en 1964 ha mejorado la situación en el país, aunque todavía existe desigualdad

Aunque la pobreza en EEUU se ha reducido en comparación con hace 50 años, todavía existe mucha desigualdad social.

Aunque la pobreza en EEUU se ha reducido en comparación con hace 50 años, todavía existe mucha desigualdad social.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Jan 7, 2014 9:52 am EST

Washington - La Guerra contra la Pobreza que el expresidente demócrata Lyndon B. Johnson declaró en 1964 redujo la pobreza en EEUU y  ahora el Gobierno de Barack Obama busca combatir la desigualdad social que golpea con dureza a las mujeres, negros e hispanos.

Según expertos consultados este martes por La Opinión,  esa “guerra incondicional” que Johnson lanzó en su primer discurso sobre el Estado de la Unión hace 50 años este miércoles,  dejó una huella indeleble, pero es una tarea inconclusa ante la creciente brecha entre ricos y pobres.

El legado de Johnson incluye 15 programas sociales entre 1964 y 1968 que sus sucesores, tanto demócratas como republicanos, han querido consolidar o reformar.

“El hambre y otros tipos de privaciones económicas extremas son mucho menores ahora que en la década de 1960, debido en buena parte a iniciativas de la Guerra contra la Pobreza, como la expansión del programa de cupones de comida, la creación de Medicare y Medicaid, ayuda financiera a estudiantes, e incrementos al Seguro Social”, señaló Shawn Fremstad, investigador del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas (CEPR).

Todavía hay desigualdad

“Pero la desigualdad ha empeorado desde entonces, y es el asunto definitorio de nuestros tiempos. Para reducir la pobreza, se debe arreglar la economía para que los estadounidenses de bajos y medianos ingresos se puedan beneficiar del crecimiento económico”, subrayó.

Melissa Boteach, directora de programas anti-pobreza del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), dijo que las iniciativas de Johnson han alejado a millones de la pobreza pero “el desafío real hoy en día es que no hay suficientes trabajos bien pagados” y eso “afecta desproporcionadamente a las minorías que tienen mayores índices de desempleo”.

La gran mayoría de los estadounidenses se ve al margen del crecimiento económico, en un sistema que protege resquicios tributarios para empresas que trasladan sus empleos al exterior, y que elimina ayudas para los desempleados. La meta es tener un crecimiento que permita compartir la prosperidad entre todos, no solo entre unos pocos ricos”, agregó Boteach.

El hilo conductor de la agenda de Johnson fue, al igual que ahora con Obama, el impulso del crecimiento económico para revitalizar las comunidades y economías regionales, la creación de más y mejores empleos, y mejoras en los indicadores sociales como educación y vivienda.

Obama y sus aliados demócratas en el Congreso prevén destacar la desigualdad que aqueja a la primera potencia económica del mundo y donde, según la Oficina del Censo, hay 46.5 millones de pobres o 16% de la población.

¿Cuál es la línea de la pobreza?

En la actualidad, la línea de la pobreza –con la que se determinan las ayudas públicas– es de $11,720 anuales para un individuo y de $23,492 anuales para una familia de cuatro personas.

La vida de carencias y falta de ascenso social, especialmente tras la “Gran Recesión”  de 2007 y 2008, afecta más a las mujeres y minorías: en 2012, la tasa de pobreza entre las mujeres fue del 16.3%, mientras que entre los negros fue del 27.2% y entre los hispanos, del 25.6%.

En aquel discurso de 1964, Johnson dijo que “muchos estadounidenses viven apartados de la esperanza, algunos por su pobreza y algunos por su color, y demasiados más por ambas cosas. Nuestra tarea es ayudar a reemplazar su desesperanza con oportunidades”.

Medio siglo después, Obama aboga por un aumento al salario mínimo federal de $7,25 a $10,10 la hora en tres años y, durante su discurso sobre el Estado de la Unión, pedirá la ayuda del Congreso para combatir la desigualdad social.

Maria.pena@impremedia.com

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS