Francia en guerra

Intentan sobre el terreno detener a terroristas que se encuentran en Mali

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a El Campeón de los Hispanos en Facebook
Francia en guerra
El presidente francés, François Hollande, ofrece unas declaraciones a la prensa en el Palacio del Elíseo en París (Francia), ayer.
Foto: EFE

PARÍS, Francia (EFE).— Las tropas francesas comenzaron ayer el combate sobre el terreno en Mali, cinco días después de haber lanzado los primeros ataques aéreos para detener la ofensiva de los grupos terroristas que controlan el norte del país.

Los blindados franceses, que llegaron a Bamako desde otras bases africanas galas, se desplazaron a lo largo del día a la primera línea de combate, esencialmente al oeste del país, donde las fuerzas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) habían comenzado un contraataque.

Así lo relataron diversos medios franceses desplazados en el terreno.

La ciudad de Diabili, 400 kilómetros al norte de Bamako, recuperada por los salafistas el pasado fin de semana, aparece ahora como el principal teatro de operaciones, mientras los bombardeos continúan en el este y en las zonas de retaguardia de los rebeldes del norte.

París continúa apremiando a los países del occidente africano para que aceleren el despliegue de la fuerza internacional aprobada en diciembre pasado por el Consejo de Seguridad.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, aseguró que los primeros soldados de ese contingente llegarán a Mali antes de que acabe la semana, mientras en Bamako el Estado Mayor de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ultimaba los detalles de la misma.

Francia confía en que sea ese contingente, al que tienen previsto aportar efectivos Nigeria, Níger, Burkina, Togo, Senegal y Benin, entre otros países, el que lleve el peso operativo de la guerra sobre el terreno una vez que se estabilicen los frentes.

Mientras, en el terreno político, el presidente galo, François Hollande, escuchó las primeras críticas a su intervención y, especialmente, al aislamiento de Francia en esta operación.

El jefe del Estado, que ha visto como la guerra de Mali recibe un respaldo mayoritario entre la población, aseguró que la intervención francesa cuenta con el respaldo de toda la comunidad internacional y que se hizo en el momento preciso, justo cuando los rebeldes habían comenzado a unir sus fuerzas para amenazar Bamako.

En el Parlamento, la práctica totalidad de los grupos políticos mostraron su respaldo a la guerra, pero se cuidaron de destacar que Francia no ha colocado a su lado a ningún otro país.

Comentarios